sillon orejero

Los sofás orejeros son muy retro y como todo lo que parece sacado de otra época, están de moda. Muchas personas se hacen con uno de estos sofás como parte de una herencia, al morir un familiar y repartirse los muebles. Otras, los buscan a propósito en tiendas de segunda mano.

Una vez que tengas uno de esto sofás orejeros en casa entenderás el por qué de su éxito. Son cómodos, muy envolventes y con sus reposabrazos lograrás la postura perfecta tanto si quieres ver la televisión como si quieres leer o realizar alguna actividad como coser.

Por supuesto, este tipo de sofás continúan fabricándose y cada vez son más cómodos y más acogedores. Ahora, puedes encontrarlos reclinables. Al tumbarse, estos sofás despliegan un reposapiés que facilita estar totalmente recostado.

Todos tus sofás a juego

Independientemente de cómo te hayas hecho con tu sofá orejero, sea este nuevo o de segunda mano, lo que seguro que te apetece es que haga juego con tu sofá principal. Pero no te preocupes, para ello no tienes que comprarlo con la misma tapicería, la solución es mucho más sencilla: comprar fundas a juego.

Si escoges fundas para sofá orejero y para tu tresillo en colores lisos podrás realizar diferentes combinaciones para conseguir el efecto deseado en tu sala. Una buena elección es comprar dos juegos de fundas para todos los sofás en colores diferentes, pero que combinen bien entre sí.

De esta manera podrás optar por poner todas las fundas iguales y cambiar el color cuando toque lavarlas o podrás combinar los dos tonos según te apetezca. Incluso se pueden combinar fundas estampadas con otras lisas. Lo importante es que el tono de las lisas sea también el color principal de las estampadas, lo que hará que queden muy bien.

¿Y si no tengo tresillo?

Aunque el tresillo ha sido la opción clásica para sofá de sala, hoy hay muchas alternativas. Pero no te preocupes si has escogido otro tipo de sofá porque en el mercado puedes encontrar fundas adaptables para todos los modelos. También hay diferentes fundas para el sofá orejero en función de que sea o no reclinable y tenga o no reposapies.

Existen fundas ajustables con formas muy distintas según la forma del sofá y también fundas universales que se adaptan a cualquier estilo de mueble. Lo más recomendable es comprarlas todas de la misma marca para que sigan una línea común y para que los tonos sean exactos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *